Modelo Menarini de RSC

Como todos sabéis, somos un laboratorio farmacéutico y, gracias a la investigación, podemos colaborar con el bienestar de las personas a través de nuestros desarrollos farmacológicos en diferentes áreas terapéuticas.

Pero en Menarini ya no sólo impactamos sobre la sociedad a través de los medicamentos, sino que extendemos nuestro afán por mejorar la calidad de vida de las personas a otros ámbitos, como el de la responsabilidad social corporativa, pilar básico de nuestra identidad. Por ello, hemos estructurado nuestra RSC sobre la base de una metodología que trata de llegar a un modelo reproducible, el cual gira en torno a cinco puntos:

1. Desarrollar una solidaridad consciente y constante. En Menarini hemos comprobado que los proyectos de continuidad dan mejores resultados que los puntuales, por lo que tendemos a firmar convenios de colaboración de larga duración. Nuestra experiencia nos dice que la implicación de las partes incide directamente sobre el éxito de la iniciativa, así que nos aseguramos de que ésta sea importante siguiendo una estrategia triple: visitando y conociendo de primera mano los proyectos, manteniendo un contacto constante con las entidades, y recogiendo en el convenio las responsabilidades de las dos partes implicadas.

2. Atender a los síntomas y sobre todo, actuar sobre las causas. Tratamos de comprender los motivos y a la vez incidimos directamente sobre sus causas, a través de proyectos de formación, de integración, de compra de servicios o, incluso, con donaciones puntuales para resolver necesidades urgentes.

3. Ayudar  a los que ayudan. En Menarini hemos observado que debemos acercarnos a las entidades y sumarnos a los proyectos que ya llevan a cabo.  Ellas son las que mejor conocen el territorio y sus necesidades. Así se obtendrán resultados positivos, amplios y duraderos.

4. Centrarnos  en proyectos de nuestro ámbito. Nuestro sector es el farmacéutico y somos expertos en investigación, ciencia, salud, etc. Por ello, tratamos de colaborar con proyectos del mundo de la salud, que es el que mejor conocemos y donde más podemos aportar.

5. Identificar las necesidades de nuestro entorno. Detectamos las necesidades existentes allá donde estamos, y nos comprometemos con el cuarto mundo. No obstante, nuestro enfoque es gLocal y, ante situaciones de urgencia, somos solidarios con el tercer mundo.

Nos sentimos muy orgullosos de este modelo que resume lo que llevamos haciendo y nos servirá para seguir aprendiendo al lado de quienes más lo necesitan.